Skip to main content

Search

Search

5 Causas de sensibilidad dental

Causa 1: Cepillado agresivo

Aggressive Brushing

Cepillarse con mucha fuerza desgasta la parte blanca visible del diente llamado esmalte dental, uno de los cuatro tejidos principales del diente y la sustancia más dura del cuerpo. Si acabas tus cepillos primero que tu seda dental, es posible que debas ajustar tu técnica si quieres proteger el esmalte.

Causa # 2: Una rutina de higiene oral deficiente

Lack of a Twice-Daily Routine

Si te relajas con el cepillado, el uso de la seda dental y el enjuague bucal, es posible que el sarro se acumule a lo largo de la línea de las encías hasta el punto en que sólo un profesional de la salud oral con instrumentos o herramientas especializadas podrá retirarlo. Asegúrate de completar siempre tu rutina de cuidado oral con el enjuague bucal LISTERINE®.

Causa # 3: La retracción de las encías

Receding Gums

Ten cuidado si notas que tus encías están comenzando a separarse de tus dientes. Cuando tus encías se retraen, dejan al descubierto las terminaciones nerviosas que viven en las raíces de los dientes. La enfermedad de las encías o el cepillado muy fuerte pueden ser los culpables.

Causa # 4: Dieta ácida

Acidic Diet

Consumir alimentos y bebidas amargas o ácidas, podría debilitar tu esmalte dental. Revisa si tu dieta regular contiene alimentos muy ácidos como cítricos, tomates, yogurt, crema agria, quesos o bebidas ácidas como el jugo de naranja, bebidas deportivas o carbonatadas y vino. Trata de limitar su consumo.

Causa # 5: Dieta dulce

Sugary Diet

El exceso de alimentos con alto contenido de azucar, como las galletas y pasteles, puede favorecer el crecimiento de bacterias, lo que lleva a la erosión de las encías y expone las áreas sensibles de los dientes.