Skip to main content

Search

Search

Cómo diferenciar entre encías rojas, hinchadas, e irritadas

Cuando las encías están rojas, hinchadas e irritadas habitualmente notas sangre en el lavamanos después de cepillarte o usar hilo dental. Ten cuidado porque estos son algunos de los primeros signos de gingivitis, que es bastante común pero no es normal.

Las encías pasan de ser firmes y tener su color rosado sano a estar irritadas, rojas e hinchadas debido a la respuesta inflamatoria del cuerpo para combatir la placa bacteriana en los dientes.

Cuando las encías se inflaman, sangran fácilmente al contacto con el cepillo de dientes y/o hilo dental.

La causa más común de la irritación de las encías es una rutina de cuidado oral inconsistente. Cuando no te cepillas y usas hilo dental con regularidad, permites que los alimentos y bacterias se alojen entre el diente y las encías y se conviertan en la placa bacteriana. Cuando se acumula placa en la línea de las encías y no se elimina con una buena rutina de higiene oral, puede endurecerse y convertirse en sarro; en ese punto sólo un profesional de la salud oral puede removerlo con herramientas profesionales. Si ignoras los sintomas, el hueso maxilar puede llegar a afectase por esta forma avanzada de la enfermedad de las encíastambién conocida como periodontitis.

Lo que es importante saber es que hay un lapso de tiempo entre que las encías sangran y se inflaman, cuando todavía se puede revertir la infección bacteriana en su etapa temprana con tan sólo mejorar su higiene bucal y el daño al hueso maxilar.

Dicho esto, la gingivitis no es grave, pero debes tomar acción temprana para evitar su progreso hacia la enfermedad avanzada de las encías cuando el hueso maxilar se compromete y periodontitis), que es la principal causa de pérdida de dientes en adultos.

Lo indicado es tener una rutina de higiene oral que involucre usar enjuague bucal dos veces al día después del cepillado y usar el hilo dental una vez al día.

También asegúrate de visitar a tu odontólogo para remover la placa y el sarro mínimo cada 6 meses.