Skip to main content

Search

Search

Lo que debes saber sobre los dientes de leche

Un niño tiene su primer juego de dientes, conocidos como dientes de leche, firmemente en su lugar para el momento en que él o ella cumplan 3 años de edad. El conjunto de estos 20 dientes permanecerá así hasta aproximadamente los 5 años cuando uno por uno comenzarán a caerse y los reemplazan los dientes permanentes o adultos.

Estos dientes de leche tienen raíces más cortas y se caen para dar paso a los dientes permanentes. Normalmente, en el momento en que un niño alcanza los 13 años, él o ella ha perdido todos sus dientes de leche y se reemplazaron por un conjunto completo de 28 dientes permanentes. Más tarde, entre las edades de 17 y 25 años, salen los terceros molares conocidos como muelas del juicio en la parte posterior de la boca.

Los dientes de leche son diferentes de los dientes permanentes, ya que son más blancos en color (los dientes permanentes de los adultos son naturalmente más de color amarillento). Los dientes de leche también difieren en que su capa exterior, conocida como el esmalte dental, y la capa de la dentina es más delgada y débil, asi como la pulpa es más grande en relación con el tamaño de todo el diente. Si un niño tiene una caries, se extiende con mayor rapidez hasta alcanzar el nervio del diente. Los chequeos regulares pueden detectar cualquier deterioro del esmalte dental evitando que se propague y produzca dolor u otras complicaciones. Recuerda que cuando tus dientes presentan sarro (que es la etapa más avanzada de la placa bacteriana) sólo un odontólogo con herramientas profesionales podrá retirarlo.