Skip to main content

Search

Search

Cómo una boca seca conduce al mal aliento

La xerostomía, también conocida como boca seca, por lo general ocurre cuando la producción de saliva disminuye. Esta condicion genera dificultad para hablar, dolor de garganta y una sed insaciable. Si persiste puede conducir al mal aliento. ¿Por qué? La saliva natural que desaparececió tan misteriosamente servía para lavar las bacterias y partículas de comida sobrantes en la boca. Sin la saliva para limpiar esta basura, las bacterias y residuos empiezan a descomponerse creando un olor desagradable.

Muchas cosas pueden causar resequedad en la boca. Comenzando por ciertos medicamentos, incluyendo aquellos para controlar la presión arterial, antihistamínicos, antidepresivos, diuréticos y antiinflamatorios no esteroideos.

Lo mismo ocurre con los tratamientos de radiación, enfermedades de las glándulas salivales, la diabetes, la respiración bucal, apnea del sueño y ciertos trastornos autoinmunes. Personas con trastornos de la alimentación como la bulimia y la anorexia, o las mujeres que están embarazadas o amamantando pueden desarrollar sequedad en la boca debido a la deshidratación y los cambios hormonales. Otros factores pueden incluir el estrés, la ansiedad y la depresión. Si no se trata la boca seca, el siguiente paso es la erosión del esmalte dental, dificultad para comer o hablar e incluso la pérdida de piezas dentales.

Pero tú puedes tratar los efectos secundarios de la boca seca. Mascar chicle sin azúcar para estimular la secreción de saliva sin el exceso de azúcar en tus dientes. Otra alternativa es usar enjuague bucal para eliminar los gérmenes, las partículas de alimentos y mantener tu boca húmeda. Otros remedios sencillos para la boca seca incluyen limitar la cafeína y beber mucha agua.